Señala el filósofo decimonono consuelo más eficaz en toda desgracia, en todo sufrimiento, es volver los ojos hacia los que son más desventurados que nosotros. Remedio al alcance de cada uno.
Bajo esta sentencia actúan quienes padecen el sufrimiento de la desgracia, buscando a voz en cuello a otros quienes transitan una desgracia similar para curarse la herida; para consolarse de sus yerros. Pero Mariano Parra, no sólo busca consuelo de los desafortunados; sino que mediante múltiples identidades, seduce para su provecho, empuña la estocada miserable que arrebate todo hálito y esperanza a esos quienes por sus errores de cálculo toman como adversarios a los mismos mecanismos por ellos utilizados para tratar de saciar una privada ambición: Ganar dinero rápido de un modo descomunal.

La diferencia de aquellos y Mariano Parra, la hace que el segundo, actúa como un sociópata. Mariano causa empatía, atrae con un discurso de mutua identidad, se asume desvalido frente al sincero desvalido; y se asume un hábil justiciero, para solicitar a sus víctimas, el dinero, los datos personales, títulos de propiedad, bienes muebles, con los cuales construir una atención legal suficiente contra empresas del mercado de divisas para infligir a sus propietarios un supuesto castigo a movimientos bursátiles inesperados donde sus clientes resultaron afectados. Sin embargo, todo elemento financiero y bursátil depende de mercados inestables, oferta y demanda; quien no lo tenga en cuenta, sólo se engaña.

Pero Mariano Parra Alarcón es esa clase de humanos miserables, que ocupa su vida en perpetuar combates en problemas abstractos, es un rapaz sin tregua que se cura el tedio estafando a las personas que contacta en las redes sociales a través de engancharlos con portales de pseudodenuncias. Su naturaleza consiste en dañar adquiriendo datos de cuenta habientes de distintos bancos europeos y en América Latina. Mariano Parra tiene una ficha de investigación en el delito de la documentación apócrifa, se ha detectado su participación en la generación de cartillas de identidad falsa en Grecia en el tráfico de menores, donde los supuestos padres pueden recibir subvenciones de hasta 2 mil euros si comprueban la paternidad de más de cuatro vástagos. Mariano Parra Alarcón es un delincuente que opera a través del Internet para no ser detectado por las autoridades de ningún país. Confiamos en que la autoridad jurídica de su país, así como de los gobiernos interesados en este tipo de delincuentes, sea aprehendido para la seguridad de los usuarios de las plataformas bancarias y el público en general.

Mariano Parra -si ese es su nombre real, y no otro alias-, no es un desafortunado, ni es una víctima; es un delincuente y es un criminal, que únicamente hace un daño social.

diciembre 2, 2015

Un delincuente al descubierto.

Señala el filósofo decimonono consuelo más eficaz en toda desgracia, en todo sufrimiento, es volver los ojos hacia los que son más desventurados que nosotros. Remedio […]
noviembre 25, 2015

Cuidado con Broker Capital (BrokerCapital.com) es un fraude

Estimados lectores si llegaste a esta queja es porque estas buscando información acerca del peor broker de operación Forex sin mas les comento mi experiencia con […]
noviembre 19, 2015

Denuncia una Estafa

Fuiste víctima de un Broker que te prometio manejar bien tu dinero en el mercado Forex y sin embargo te robaron tu dinero o simplemente no […]